CATEQUESIS

diciembre 27, 2016

Somos imagen de Dios

Pbro. Flavio Naranjo Martínez / Diócesis de Huejutla

¿Qué tan contentos estamos con nuestra propia persona? Sería una de las cuestiones que nos ayudarían a reflexionar.

En este tiempo moderno donde los prototipos que presenta la televisión enajenan la mente de muchos y todos quieren parecerse a tal o cual artista, un mundo donde muchos no están contentos con en su propia imagen y tratan de imitar a otro para sentirse bien y sentirse mejor o más de lo que se es,se pierde la dimensión de ser imagen de Dios.

Un hecho tan fundamental que nos presenta la revelación es que fuimos creados a imagen y semejanza del Señor (Gn 1,26-27); en contraposición de la actitud de los pueblos antiguos que elevaban a su rey al nivel de los dioses, el pueblo de Israel se opone a esta actitud y expresa en su fe el que somos imagen y semejanza de Dios y que por ello todos podemos relacionarnos con Él sin necesidad de un soberano intermediario.

Con ello hace entender que todos somos dignos y queridos por el Señor. De esta manera el pueblo de Israel ve la idea de la imagen de Dios como fundamento de la dignidad del ser humano. Exige de esta manera que se respete la vida humana (cfr. Gn 9,6), trayendo como consecuencia que quien maltrate la vida humana es maltratar al Señor.

Pero surge la pregunta: ¿qué cualidades hacen al ser humano imagen de Dios? En los pensadores cristianos se debate esta cuestión sobre los rasgos que nos hacen imagen de Él, entre ellos se mencionan: la figura erguida, la inteligencia, el alma, el dominio de la tierra, la libertad y el afán de la inmortalidad. Rasgos muy propios de la figura humana.

Podríamos preguntarnos: ¿cómo expresamos en la catequesis esta gracia de Dios y qué tanto la respetamos? ¿Es para nosotros fundamental la idea de ser imagen del Señor? ¿Qué tan contentos estamos con nuestra propia persona? Serían algunas de las cuestiones que nos ayudarían a reflexionar sobre nuestra vida y enseñanza.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *