Historia y tradicion

agosto 21, 2017

Templo Expiatorio Arquidiocesano del Sagrado Corazón de Jesús

Por: Redacción 

El 21 de octubre de 1980 se bendijo y fue colocada la primera piedra, del que se considera el altar de la arquidiócesis.

Desde que fue anunciado que seria obispo de Tulancingo, en 1975, Mons. Pedro Arandadíaz Muñoz preguntó si en la diócesis había Templo Expiatorio.

Al recibir una respuesta negativa se dio a la tarea de buscar un lugar donde pudiera quedar, por lo que se aprovechó un terreno donde se construyó una capilla en honor al Sagrado Corazón de Jesús.

A partir de 1970 se hicieron todos los esfuerzos necesarios para comenzar la monumental tarea de construir poco a poco el hermoso templo que ahora es bien admirado.

El 21 de octubre de 1980 se bendijo y fue colocada la primera piedra, con la presencia del cardenal Miguel Darío Miranda y Gómez, con lo que dio inicio este gran anhelo.

El 1 demayo de 2003, Mons. Pedro Arandadíaz Muñoz dio a conocer el deseo de que la capilla del Sagrado Corazón de Jesús se convirtiera en Templo Expiatorio Arquidiocesano.

Alolargo de su historia han colaborado varios sacerdotes en su atención, entre ellos: Pbro. Jorge García Arroyo, Pbro. Armando Amador, Pbro. Gabriel Hernández (continuó la obra de don Guillermo Ledezma) y Pbro. Honorio Ramírez Pérez, entre otros.

El 27 de febrero de 1983, la diócesis fue favorecida con un excelente regalo trasladado hasta el templo: la Sagrada Imagen del Sagrado Corazón de Jesús; otro hecho relevante fue la consagración de la diócesis al Sagrado Corazón de Jesús, durante la celebración del año jubilar (2013-2014).

Por revelación de nuestro Señor a Santa Margarita Ma. Alacoque, le pidió celebrar la fiesta universal en honor al Sagrado Corazón de Jesús, después de la 8va. de Corpus Christi (fecha variable).

Actualmente, el Templo Expiatorio Arquidiocesano del Sagrado Corazón de Jesús es una rectoría, por lo que su responsable es el Pbro. Miguel Martin Hernández Luna.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *