Uncategorized

diciembre 4, 2017

Tengo mi capilla en casa y quiero una Misa familiar

Pbro. Domingo Porfirio Cruz / Diócesis de Huejutla

En estos tiempos de honor a la fiesta de la Virgen de Guadalupe hay gente que quiere vivir su fe de manera oculta y egoísta.

Hay personas que piden celebraciones de Misas y otros sacramentos en casas particulares, en salones de fiesta o parques.

De hecho existen falsos sacerdotes que sacan provecho de estos caprichos, simulan celebrar las Misas y por lo regular son muy facilitones y todo lo arreglan con favores económicos.

Para evitar ser engañados y caer en estos abusos y mentiras, hay lugares destinados propiamente para las celebraciones Eucarísticas, tales como: capillas comunitarias, oratorios e iglesias.

Sólo en algunas ocasiones se celebra en campos abiertos, como en el caso de velaciones a la Virgen de Guadalupe, en algunas fiestas patronales, cuando se administran los sacramentos de Confirmación, orden presbiteral y episcopal; o cuando por razones pastorales se ve necesario hacerlas en campo libre. Nada más.

Diciembre sabe a tres “efes”: fe, fiesta y familia. A pesar de que la naturaleza de la fe es comunitaria, en estos tiempos de honor a la fiesta de la Virgen de Guadalupe, el nacimiento del Hijo de Dios y el año nuevo, hay gente que quiere vivirla de manera oculta y egoísta.

Hay quienes piden Misa ‘minifamiliar’, ya que se reduce a una sola, pero la Guadalupana pidió que se le construyera una casa grande, una casa para todos, una casa de oración, casa de paz, una casa donde sentirnos hijos, más en un México herido y lastimado que necesita amor y perdón.

La Iglesia es asamblea, es comunidad donde nos unimos todos, compartimos un mismo pan y un mismo caliz. La vivencia de la fe nos abre hacia el prójimo.

Cuando más amamos a Dios, más nos abrimos hacia otras personas y otras familias. La Iglesia siempre invita a vivir la fe comunitaria, porque la Misa no disminuye cuando más personas participan en ella, al contrario, formamos comunidad.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *