Voz de la iglesia

septiembre 12, 2014

¿Una Iglesia mexicana fiscalmente vigilada?

Por: Anahi Angeles Moreno Fuente: Aleteia 

El mecanismo entraría en vigor el 1 de enero de 2015 luego de haber extendido el plazo. 

En nuestro país, el gobierno pretende fiscalizar las limosnas, los diezmos, las primicias y todas las caridades que los fieles hacen de ordinario, tanto para el culto como para la obra social que la propia Iglesia lleva a cabo en México.

Bastantes han sido las voces que se han quejado de este mecanismo que entraría en vigor 1 de enero de 2015 luego de ser extendido el plazo.

Monseñor Raúl Vera López, Obispo de Saltillo, externó su opinión: “La pretendida reforma fiscal que exige que se den a conocer los montos diarios, semanales o mensuales de las limosnas, atenta contra la economía de la Iglesia Católica y del resto de México”.

El prelado dijo que los apoyos que se reciben en metálico, limosnas y en especie para la operación de los templos, la evangelización, respaldo espiritual y social que realizan en beneficio de los que menos tienen, se verán mermados y, con ello, la acción social de la Iglesia.

Consideró también que existen capillas en comunidades rurales y de colonias populares habitadas por familias de escasos recursos económicos que apenas tienen para sostenerse. Incluso, se pretende que los sacerdotes o ministros de las Iglesias, por su labor evangelizadora, sólo perciban tres salarios mínimos al día.

Para finalizar, el Obispo de Saltillo afirmó: “De ahí que la Conferencia del Episcopado Mexicano esté dialogando con las autoridades correspondientes para ver la posibilidad de que se deroguen algunos conceptos de esa ley, y que sea me- nos fuerte con la Iglesia Católica o Iglesias de México”.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *