Abusos y Costumbres

noviembre 8, 2017

¿Y si para la fiesta patronal ponemos un lazo en la carretera y pedimos dinero a los transportistas?

Pbro. Domingo Porfirio Cruz / Diócesis de Huejutla

Si no hay recursos, descartemos la posibilidad de una celebración grande y mejor compartamos la pobreza.

La fiesta es para dar y no pedir, para compartir de lo que se tiene y no ofrecer el sudor de otros.

Jesús invita a calcular el costo para la construcción de una torre, eso mismo tenemos que hacer, calcular el costo de una fiesta.

Como usted se habrá dado cuenta, cuando se aproxima una fiesta patronal de una comunidad, colonia o barrio, empiezan meses o semanas antes a atravesar el lazo en las carreteras y pedir cooperación económica a los transportistas.

Este tipo de bloqueos incomoda a usuarios que no van a participar. Inclusive se comenta algunas veces que quienes hacen este tipo de cooperaciones no son miembros activos en la Iglesia.

En tanto, otras personas usan de pretexto la fiesta religiosa para pedir cooperación a los funcionarios y gente de buena voluntad, y utilizar el dinero para beneficio personal y familiar.

Después se les piden cuentas a los sacerdotes, como si ellos gastaran esa cooperación. Entonces ¿cuál es el medio adecuado para una esta religiosa? Lo primero es lo que dice San Pablo: «Hay más alegría en dar que en recibir».

Una fiesta es buena oportunidad para que los miembros de la comunidad den lo que tienen; la fiesta es ofrecer no pedir. Segundo, ser parte de la fiesta. Qué bonito cuando entre familias, amigos y compañeros cooperan para ofrecer comida y bebida a los pueblos vecinos.

El Evangelio de San Mateo (22,4) nos da un ejemplo cuando se ofrece lo que se tiene: «Tengo preparado el banquete: he hecho matar mis terneras y los otros animales gordos; todo está listo. Vengan a la boda».

Si no hay dinero, descartemos la posibilidad de una fiesta y mejor compartamos la pobreza. Aceptemos nuestra situación económica.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *