CATEQUESIS

octubre 17, 2018

¿Y si regresamos?

Por: Red Familia

La separación en muchos casos ayuda a ver nuevamente las virtudes olvidadas de la pareja.

Se dice que las segundas oportunidades no son buenas; sin embargo, en los últimos años se ha visto una tendencia a la reconciliación en parejas que llevaban años de separación, incluso con divorcio firmado y, contra todo pronóstico, estas segundas partes sí son buenas y funcionan bien.

La mayoría de las parejas que se dan una segunda oportunidad después de haberse divorciado afirman que en esta segunda ocasión no regresan con la misma persona, ya que el tiempo, la madurez y las circunstancias los han cambiado.

Según los psicólogos la elaboración del conflicto es la clave para que una pareja que se separó vuelva a reunirse; tener claro que los viejos reproches quedaron saldados con el divorcio anterior es fundamental para no traer los errores del pasado a la relación renovada.

La separación en muchos casos ayuda a ver nuevamente las virtudes olvidadas de la pareja, los problemas anteriores desaparecen y ahora se dan cuenta de que persiguen los mismos objetivos.

Es cierto que no existe una garantía de que en esta ocasión funcionará al cien por ciento, pero las probabilidades aumentan si ahora se trata de dos personas que han mejorado su comunicación, comparten valores, costumbres y un proyecto de vida.

Algunos tips pueden ayudarte en esta nueva etapa de reconciliación en tu matrimonio:

  • Sean realistas con lo que esperan de su relación.
  • Valoren los cambios que la madurez y el tiempo les han brindado para conocer nuevamente a su pareja y generar nuevas formas de relacionarse.
  • Sean realistas con lo que esperan de su relación.
  • Valoren los cambios que la madurez y el tiempo les han brindado para conocer nuevamente a su pareja y generar nuevas formas de relacionarse.Requiere esfuerzo

    El psicólogo clínico Luis Caraballo explica que, si bien cada persona es un mundo y cada pareja es totalmente diferente, en términos generales es posible retomar una relación con posibilidades reales de éxito.

    Sin embargo, el especialista recalca que, para que esto suceda, ambas partes deben tener presente que la reconciliación es un proceso de crecimiento y cambio prolongado que requiere esfuerzo, paciencia y modificación de conductas.

    Tiempo al tiempo

    Según los psicólogos de pareja, otro factor que puede ser clave para que una reconciliación evolucione hacia una relación sólida es que ambos se hayan dado un tiempo por separado para poder analizar la situación e identificar esas piedras que hubo en el camino.

    En este sentido, doctores señalan que en muchas ocasiones se aprende a valorar el cariño y la compañía de la persona amada cuando la relación se ha perdido.

    Por ello, haber sentido esa tristeza y ausencia suele impulsar –en el mejor de los casos– a cuidar de la relación para siempre.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *