Seleccionar página

Ven la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista, saben cuáles son sus potencialidades, los recursos que tienen a su alcance y sus metas

Confían en sus capacidades

Las personas resilientes son conscientes de sus potencialidades y limitaciones; el autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, saben usarla a su favor.

También son creativas, confían en sus capacidades, no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr; asumen las dificultades como una oportunidad para aprender. 

Estas personas asumen las crisis como una oportunidad para generar un cambio, para aprender y crecer.

Practican la conciencia plena de vivir en el aquí y ahora, y tienen una gran capacidad de aceptación.

Ven la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista, saben cuáles son sus potencialidades, los recursos que tienen a su alcance y sus metas.

Saben cultivar sus amistades, por lo que generalmente se rodean de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida.

No intentan controlar las situaciones, sino sus emociones, son flexibles ante los cambios, tienen la suficiente flexibilidad como para adaptar sus planes y cambiar sus metas cuando es necesario; son tenaces en sus propósitos. 

El hecho de que los resilientes sean flexibles no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su perseverancia y su capacidad de lucha.

Afrontan la adversidad con humor, buscan la ayuda de los demás y el apoyo social; cuando pasan por un suceso potencialmente traumático, su primer objetivo es superarlo.