Seleccionar página

Para que un sinfín de historias se escriban como las vistas en los Juegos Olímpicos, nos confirma que efectivamente los tiempos de Dios son perfectos.

Lamont Marcell Jacobs Jr.

  • Italiano nacido en El Paso, Texas; heredero de Usain Bolt que ganó los 100 metros con marca de 9.80.
  • Sus padres se separaron cuando tenía cinco meses de nacido y nunca conoció a su papá.
  • Su padre logró contactarlo previo a las Olimpiadas y lo motivó para alcanzar su objetivo.
  • Me vio. Me escribió antes de la carrera: ‘Lo lograrás, estamos contigo’. ¡Fue increíble!”, dijo Jacobs Jr. en Tokio.

Albane Valenzuela y Alexis

  • La deportista de padre mexicano, madre francesa y nacida en EU; representa a Suiza desde la juventud.
  • Su hermano, Alexis, diagnosticado con autismo desde niño; ahora habla tres idiomas y está en Tokio, con su hermana.
  • En Río 2016 no pudo ser su coddie, en golf, pero Albane luchó por clasificarse a Tokio para cumplir el sueño de hermanos.
  • “Él es nuestro milagro. La vida te pone obstáculos, tienes que superarlos y seguir adelante”, dijo Valenzuela en Tokio.

Barshim y Tamberi

  • Uno catarí, otro italiano; ambos con lesiones graves que pudieron costarles sus carreras, pero su amistad pudo más.
  • Tamberi se rompió el tobillo justo antes de Río 2016, Barshim los ligamentos del tobillo en 2018; uno fue soporte del otro y viceversa.
  • En Tokio 2020 alcanzaron 2.37 metros en salto de altura masculino, pero Barshim tenía una oportunidad más; decidió no competir y compartir la medalla con Tamberi.
  • “Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu del deportista”, dijo Barshim en Tokio.

Katie Ledecky

  • Nadadora nacida en Maryland (EU), con raíces católicas en una escuela para niñas.
  • Por años la escuela fue testigo de arduos entrenamientos y competiciones, calificándola como una constante inspiración.
  • Con 24 años ganó dos oros y dos platas en pruebas de velocidad en la piscina de Tokio.
  • Ledecky basa todos sus logros en la fe católica y su devoción a María: “He contado con mi fe para darme fuerza a través del entrenamiento y la competencia”.

Sydney McLaughlin

  • Corredora de campo y pista, nacida en EU, que asegura no correr para ella misma.
  • Previo a su calificación para Tokio vivió semanas con malas prácticas, retrasos y hasta salidas en falso que pudieron costarle su pase.
  • Medallista de oro en los 400 metros con vallas rompiendo su propio récord mundial, con 51,46.
  • “Los registros van y vienen. La gloria de Dios es eterna”, dijo McLaughlin.

Federica Pellegrini

  • Italiana de nacimiento, graba en su cuerpo símbolos religiosos para mostrarlos mientras nada en la piscina.
  • Cada tatuaje tiene un significado especial, como el del Rosario, muestra de su fe a María; un ave fénix y el nombre de un técnico fallecido.
  • En Tokio logró conquistar un nuevo récord y disputar la final de la misma prueba por cinco juegos consecutivos, algo solo hecho por Phelps.
  • Pese a que no consiguió medalla, agradeció: “He entregado toda mi vida a este deporte y, de este deporte he tomado todo lo que quise y más. Estoy muy feliz”.

Hend Zaza

  • De Siria llegó la atleta más joven a los Juegos Olímpicos de Tokio, con tan solo 12 años.
  • Su ciudad natal, en constante conflicto bélico, hizo que entrenara ping pong bajo los bombardeos, en pisos inestables y solo de día por falta de luz eléctrica.
  • Con gran capacidad de concentración y reactivación llegó a los Juegos Olímpicos, donde mostró destreza y una mano prodigiosa que rebota las pelotas con gran fuerza.
  • Hend Zaza fue eliminada de la competencia, pero nada superó su sonrisa cuando se le vio enfundada en su bandera.

Eldric Sella

  • Nacido en Venezuela, emergido de Trinidad y Tobago y primer latinoamericano en formar parte del Equipo Olímpico de Refugiados.
  • Entrenado en la isla caribeña por su padre en oficios varios, todo lo aprovechaba para cuando subiera al ring de los Olímpicos.
  • En Tokio cayó por nocaut, pero su humildad lo levantó ante los medios: “En el boxeo como en la vida todo es impermanente, puedes ir ganando una pelea y un golpe puede cambiarlo todo”.
  • “Ser humilde es importante cuando se está abajo y más aún cuando se está arriba, porque nunca sabes cuándo volverás a caer”, dijo Eldric Sella mientras vaticinaba su presencia en Paris 2024.

Neisi Dajomes

  • Ecuatoriana que demuestra rudeza en el levantamiento de pesas, con una historia que la empuja.
  • “Mamá y hermano”, se leyó en la palma de su mano cuando subió a lo más alto del podio en los 76 kilogramos.
  • Tanto su madre como su hermano fallecieron en 2019 y 2018, hechos que calificó como pruebas de Dios.
  • “Esta medalla se la dedico a Dios, a mi mamá y a hermano, y mi entreandor Alexi; Dios cumple sus promesas y el propósito que Él tenía en mí”, dijo a la prensa Neisi Dajomes.

Simon Biles

  • La norteamericana llegó a Tokio con todo el peso de ser la mejor gimnasta del mundo, la sustituta de Bolt y de Phelps en unos Juegos Olímpicos.
  • Sorpresivamente decidió hacerse a un lado y retirarse de las competencias por salud mental.
  • La atleta católica prefirió hacer una pausa porque “al final del día también somos humanos”; después regresaría para ganar un bronce en la viga de equilibrio.
  • “Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo, en lugar de simplemente salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos”, dijo Simon Biles ante la prensa.

Richard Carapaz

  • Forjado en las montañas de Carchi, con un podio en el Tour de France y ahora en lo más alto del Olimpo.
  • En la lucha por su sueño se convirtió en el primer latinoamericano con oro en Tokio, la segunda en la historia para Ecuador, en el ciclismo de ruta.
  • En su agradecimiento no se limitó en mencionar a sus hijos, esposa y padres.
  • Richard Carapaz se sigue convirtiendo en leyenda y ahora suma un nuevo escalón impulsado por la frase siempre recordada por su padre: “Eres el mejor hijo que pudo haberme dado Dios”.

Kevin Cordon

  • Guatemalteco que levantó a su país de la cama para seguir su recorrido por las eliminatorias de Tokio.
  • En su natal país, el polideportivo de su natal La Unión Zacapa se convirtió en un centro de salud de atención a pacientes con Covid.
  • El badmintonista tuvo que prepararse en un salón parroquial de cara a Tokio, con previa autorización del sacerdote.
  • Desde ahí forjó un cuarto lugar en Tokio, a un paso del bronce.

Hidilyn Díaz

  • Le dio su primera medalla olímpica en la historia a Filipinas al levantar 224 kilos en halterofilia.
  • Subió al podio a recibir la presea dorada, pero después mostró otra más reluciente: la Medalla Milagrosa de Nuestra Señora.
  • Es sabido que reza una novena durante nueve días, la fe en “Mamá María y Jesucristo”, como lo expone, la conmueven.
  • “Supongo que fue gracias a Dios y a todas las personas que rezaron por mí ayer. Estoy agradecida a todos los que rezaron e hicieron la novena”, dijo Hidilyn ante la prensa.

Italo Ferreira

  • Nacido en una costa de Brasil, de padre pescador y madre trabajadora en una posada, empujado por las olas al surf.
  • Fue en 2019 cuando se comenzó a escuchar hablar de él, campeón del mundo y su agradecimiento resonante de que Dios puede mover montañas.
  • La recompensa: se convirtió en el primer campeón olímpico de la historia del surf, en Tokio.
  • “Gracias mi Dios, gloria a ti”, escribió Italo Ferreira en sus redes sociales.

Paula Pareto

  • Argentina, campeona olímpica en Río 2016 y bronce en Beijing, despedida con honores en Tokio, donde llegó a cuartos de final.
  • Su vida no solo es judo, como traumatóloga se puso a disposición médica en la pandemia y se convirtió en altruista ante el fallecimiento de su amigo.
  • Siempre conservó perfil bajo y buen humor que la hicieron inspirar a los jóvenes.
  • En Tokio, Paula Pareto demostró que con 1.48 m y menos de 48 kilos se puede ser más rápido, más alto y más fuerte, si los pies están sobre la tierra.

Saul Craviotto

  • Español, policía de profesión que hizo a un lado su preparación deportiva para ayudar en la pandemia.
  • De marzo a diciembre de 2020 su labor fue como oficial; de enero a julio de 2021 entrenó al máximo como piragüista.
  • A Tokio llegó para refrendar sus triunfos en Beijing 2008 y Río 2016, se llevó la plata y sumó su quinta medalla olímpica en K4 500.
  • Su recompensa: llevar la bandera de su país en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

Tom Daley

  • Británico, perdió a su padre en 2012 a causa del cáncer, y ahora teje prendas que después subasta para ayuda oncológica.
  • El clavadista de oro en la plataforma de 10 metros mostró su alegría en el podium; las lágrimas rodaron hasta el cubrebocas.
  • En el centro acuático siempre lo encontraban tejiendo un suéter multicolor; lo subastaría en apoyo a la comunidad LGBTTI.
  • Me siento increíblemente orgulloso de decir que soy gay y también campeón olímpico”, dijo Tom Daley en Tokio. 

Quan Hongchan

  • China, de apenas 14 años que maravilló al mundo con clavados de ‘10’ desde la plataforma de 10 metros.
  • No sonreía, no manifestaba su alegría, cargaba una mochila y se trasladaba a la piscina para prepararse.
  • La clavadista solo quería dedicar la victoria a su madre enferma.
  • “Escucho a mi entrenador con mucha atención y sigo sus instrucciones con mucho cuidado; quiero ganar mucho dinero para mantenerla (a su madre)”, dijo Quan Hongchan en Tokio.

Anthony Zambrano

  • Nacido en Colombia, donde participaba en su natal Maicao, algunas veces gasta descalzo, pero siempre con la bendición de su madre.
  • Su preparación era a la par de trabajar como bicitaxista, albañil y mecánico, para ayudar a su madre
  • En Tokio quedó segundo en los 400 metros planos, tomó su bandera, se arrodilló y se tiró en la pista para agradecer.
  • “Te amo mamá #12. Tu regalo de cumpleaños. Gracias Dios por todo”, escribió Anthony Zambrano al reverso de su número.