Seleccionar página

A través del portal se pueden conocer más detalles de la organización que se mantiene firme a favor de la mujer y de la vida

En más de 40 ciudades se llevan a cabo caravanas con el mismo objetivo.

Este 3 de octubre, más de mil organizaciones marchan a favor de la mujer y de la vida en la Ciudad de México, sin fines partidistas y sus participantes ajenos a ideologías.

La organización “Mujer y Vida” logró unir a los diferentes actores sociales, académicos, políticos y religiosos por un mismo fin: brindar atención a la mujer y proteger las etapas de la gestación.

En el recorrido, que comenzará en el Auditorio Nacional y se dirigirá hacia el Ángel de la Independencia, se harán diferentes pronunciamientos; simultáneamente, en al menos 40 ciudades del país marcharán caravanas con el mismo objetivo.

Organizaciones civiles, con la suma de la Iglesia y grupos apartidistas decidieron concentrarse con el mayor número posible de personas en la marcha nacional.

La voz se hará una este 3 de octubre a favor de la mujer y de la vida en la Ciudad de México; la Provincia de Hidalgo tendrá presencia, con personas que acudirán de al menos cinco municipios del estado.

Previamente habían dejado claros sus objetivos, unir a personas y grupos activos, además de esfuerzos a favor de la dignidad humana, de la mujer y de la vida, respetando la identidad y acción de cada uno de ellos.

Así como impulsar acciones de la sociedad civil a favor de la dignidad de la mujer y de la vida, para atender las causas que orillan a pensar en el aborto.

Y buscar concientizar a la sociedad sobre las raíces y complejidad que involucra el tema del aborto, a través de una reflexión desde todos los sectores.

En septiembre de 2021 (7, 9 y 20) la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió tres asuntos relacionados con el aborto y uno con la objeción de conciencia.

Frente a la aparente disyuntiva sobre no criminalizar a la mujer que aborta y preservar la vida del hijo aún no nacido, la Corte decidió descartar al segundo, sin buscar la salvaguarda y protección de ambos.