Seleccionar página

El Santo Rosario es un arma poderosa. Empléala con confianza y te maravillarás del resultado

Nos enseña en los misterios de la fe y nos hace meditarlos

Crédito. Pbro. Luis Ángel Zamora Almaraz

El Rosario no se limita a una devoción sin frutos, pues a los largo de la historia ha estado unido a hechos sorprendentes que Dios ha realizado cuando las personas lo rezan con fe.

El inminente peligro que sufría toda Europa ante la invasión turca que pretendía borrar el cristianismo de la faz de la tierra, fue la ocasión de mostrar la poderosa intercesión de María por el rezo del Rosario, pues el Papa Pío V había mandado orar el santo Rosario en todo Roma, logrando una victoria inexplicable sobre el numeroso y experimentado ejército.

El Milagro del Sol, el 13 de octubre de 1917, cuando después de rezar el Santo Rosario el sol comenzó a girar y moverse de manera extraña, como si danzara y donde se obtuvieron curaciones.

En Brasil, a principios de la década de los 60, había una fuerte amenaza de que el presidente Joao Goulart difundiera el comunismo.

Un grupo de señoras, alentadas por el cardenal Barros Camara, comenzaron con reuniones y marchas pacíficas donde rezaban el Santo Rosario, lo que ayudó a preservar la democracia en aquella nación.

¿Por qué tiene poder? Porque su esencia es repetir la Palabra de Dios que tiene la capacidad de sanar todo, de expulsar demonios y de obrar maravillas.

Porque nos enseña los misterios de la fe, nos hace meditarlos, maravillarnos y sentirnos sobre cogidos por la gracia de Dios.

Porque lo hacemos a través de María, quien intercede ante su Hijo por nosotros y quien nos alcanza todas las gracias de Dios.

Te recomiendo que tú también ores y confíes más en esta extraordinaria oración.