Seleccionar página

Entre 1964 y hasta el 31 de mayo de 2022 se tenían registradas 100 mil 447 personas desaparecidas y no localizadas en México, de las cuales el 83.7 por ciento ocurrió en los últimos 16 años

Crédito. Sonia Domínguez/Yo Influyo

Entre 1964 y hasta el 31 de mayo de 2022 se tenían registradas 100 mil 447 personas desaparecidas y no localizadas en México, de las cuales el 83.7 por ciento ocurrió en los últimos 16 años, destaca un estudio elaborado por la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

De acuerdo al análisis “Hallazgos y recomendaciones del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU a México”, en el periodo de 2006 a mayo de 2022 las diez entidades que han registrado el mayor número de personas desaparecidas y no localizadas son: Jalisco, con 13 mil 339; Tamaulipas, con 10 mil 594; y Estado de México, con 6 mil 387.

Nuevo León, con 5 mil 913; Sinaloa, con 5 mil 112; Sonora, con 4 mil 161; Michoacán, con 4 mil 100; Veracruz, con 3 mil 961; Ciudad de México, con 3 mil 501; y Coahuila, con 3 mil 287, que en su conjunto representan el 71.8 por ciento del total de las registradas.

El documento del IBD explica que del 15 al 26 de noviembre del año pasado, el Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas (CED, por sus siglas en inglés) visitó México debido a la existencia de información que revela violaciones graves de las disposiciones de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada.

La investigación realizada por Juan Manuel Rodríguez y Susana Ramírez señala que a partir de 2006 se incrementó la desaparición de personas en el contexto de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, en la cual además de los agentes públicos federales, estatales y municipales, la delincuencia organizada se sumó como actor perpetrador central de las desapariciones.