Seleccionar página

« Queremos decirles que su batalla rinde frutos todos los días, pues cada acción por mínima que parezca contribuye a la defensa de lo más sagrado que tenemos »

Se enfrentan a otras ideologías en la escuela, trabajo y medios electrónicos.

Hoy en especial queremos dedicar este espacio hacia aquellos jóvenes que trabajan y luchan día a día en defensa de la vida, pues son quienes se encuentran expuestos mayormente a las ideologías y posturas que privilegian la cultura de la muerte en todos los ámbitos.

A ustedes que enfrentan en la escuela, en el trabajo, en los medios electrónicos y de comunicación la severa invasión de mentiras y falsedades que se exponen en contra de la vida, queremos decirles que su batalla rinde frutos todos los días, pues cada acción por mínima que parezca contribuye a la defensa de lo más sagrado que tenemos.

Tienen certeza que la vida se defiende con argumentos sólidos apegados a la razón y la fe, que el aborto jamás será un derecho humano, que no hay mayor dignidad e inclusión que respetar la vida, que no existe peor discriminación que la de no permitir que las personas vivan, que se deben salvar las dos vidas, que el peor feminicidio es el que se comente con las mujeres que están en el vientre materno.

Les agradecemos infinitamente por su esfuerzo y les pedimos sigan adelante, pues no están solos, ya que desde los diferentes grupos provida estamos al pendiente y listos a actuar con ustedes cuando y donde sea necesario y en cualquier espacio.

Muchas gracias por su labor y su entereza, sigan adelante en la construcción de un mundo mejor.

Como lo dijo claramente Benedicto XVI: «No se conformen con menos de la verdad y el amor, no se conformen con menos que Cristo, que es camino, verdad y vida».